Amazon tendrá que aplicar a sus e-books el IVA del país donde se venden

Javi De Ríos,

KindleRecuerdo que lo comenté cuando le dediqué un artículo al libro que, sobre Amazon, ha publicado Trama Editorial: algunas de las “maldades” que se le achacan a Amazon, podrían eliminarse simplemente con una legislación lógica y adecuada a nivel de la Unión Europea. Un hecho que considero que era de los primeros a ser corregidos, parece que va a ser subsanado, y es que creo que casi todos estaremos de acuerdo en que no tiene demasiado sentido que mientras otras tiendas online tienen que gravar los e-books que se venden en España con un 21% de IVA, los de Amazon van gravados con tan solo un 3.

¿Por qué es esto así? Primero hay que aclarar que el IVA en Luxemburgo es diferente que en España; actualmente todos sus tipos son más bajos que los que se aplican aquí.

A esto hay que añadir que mientras que en España, de esto ya hemos hablado varias veces, al libro electrónico se le aplica el mayor tipo posible, en Luxemburgo se le aplica el IVA más reducido. De ahí esa gran diferencia. Como Amazon en Europa tiene su sede, al menos fiscalmente hablando, en Luxemburgo, tienen el resquicio legal para aplicar el IVA de allí, aunque el comprador esté en España, y haciendo su adquisición a través de Amazon.es.

Según cuentan en el diario Cinco Días, esta situación de privilegio para Amazon se va acabar, aunque ya estaríamos hablando del 2015, del año que viene, ya que se va a modificar la legislación europea que se aplica a la venta de servicios digitales, como software, aplicaciones o, por supuesto, libros electrónicos.

Precisamente esta modificación nace para atajar casos como el de Amazon, de empresas que desembarcan en Europa y optan por poner su sede en lugares como Luxemburgo. El hecho de que los e-books de amazon vayan con ese 3% supone una desventaja para las tiendas online que operan desde España, y un dinero que en lugar de cobrar la Hacienda española, recauda su homóloga luxemburguesa. No creo que sea una gran ventaja para los lectores, sin embargo, ya que los libros tienen el mismo precio en todas las plataformas.

Como digo al principio de este pequeño artículo, corregir esto siempre ha estado en la mano de los países integrantes de la UE, así que demasiado han tardado en legislarlo de forma adecuada; Amazon se ha limitado a usar las misma triquiñuelas legales que otras empresas, ahora esperemos que el IVA que paga un consumidor por un libro, de lo malo malo, se quede en su país. Pero no olvidemos el principal sinsentido de esta historia: que un libro en papel este gravado con un 4% de IVA y un e-book con un 21.

Javi de Rios

Javi de Rios, experto información cultural y recursos para escritores.
Twitter    Google +