Deja en paz al diablo, de John Verdon

Carmen,

Bajo el título de “Deja en paz al diablo”, John Verdon nos presenta la tercera entrega de las aventuras de Dave Gurney con un sinfín de nuevas incógnitas que se irán desvelando a lo largo del libro.

John Verdon: Deja en paz al diablo

Quienes ya estén familiarizados con este autor por sus dos novelas anteriores, “Sé lo que estás pensando” y “No abras los ojos”, sabrán que John Verdon es capaz de crear tramas capaces de atrapar al lector hasta la última página para conocer la verdad que se esconde tras los intrincados casos a los que se tiene que enfrentar su detective.

En esta ocasión será un misterioso asesino serial conocido como el Buen Pastor, que logró burlar a la policía muchos años atrás después de dejar diez cadáveres aparentemente sin ninguna relación entre sí lo que causará verdaderos quebraderos de cabeza a nuestro detective…. y a nosotros.

Decidido a ayudar a una joven periodista cuyo objetivo es realizar un reportaje sobre los crímenes que quedaron sin resolver, Gurney irá desempolvando página tras página aspectos del caso que al parecer fueron pasados por alto en la investigación, hasta lograr reconstruir un caso que ya fue archivado para dar un inquietante asesino que hasta ahora había logrado evadir la justicia.

Aunque son muchas las opiniones que afirman que “Deja en paz al diablo” no está a la altura de las dos novelas anteriores de John Verdon, todos coinciden en que la incógnita que plantea esta trama no dejará en paz a quienes se hayan adentrado en sus páginas. En ellas encontraremos todo tipo de personajes interesantes, detalles perturbadores que no cuadran, un diabólico asesino a quien no le tiembla el pulso a la hora de ejecutar a sus víctimas sin dejar ni una sola pista en el escenario del crimen… y todo eso sin contar con la habilidad para capturar asesinos de nuestro protagonista, al cual ningún caso se le resiste por enrevesado que pueda parecer.

Con una narrativa sencilla y clara, nos iremos abriendo paso poco a poco entre las incógnitas del caso hasta llegar al final más inesperado, que cerrará la novela por todo lo alto, como es típico en las novelas de John Verdon, a quien podemos comparar con la ya mítica Agatha Christie.

Si sientes debilidad por las intrigas policíacas y quieres pasar un buen rato leyendo una novela de este género, no dudes con hacerte con “Deja en paz al diablo” y sumergirte de lleno en las aventuras de Dave Gurney.