El testamento de William S.

Stephen De Winter López,

En los últimos meses he recuperado el gusto por la lectura de comics. Algo que era habitual en mi adolescencia y que fuí reemplazando por la afición por las novelas.

Un comic que llamó mi atención hace unas semanas es este “El testamento de William S.”. Su aspecto me recordaba a los comics de Tintín, que tan buenos recuerdos me trae. Y con razón. Este comic pertenece a la colección “Las aventuras de Blake y Mortimer”, cuyo autor original era colaborador de Hergé, creador de Tintín.


El parecido en el tipo de dibujo e historia es innegable, aunque Las aventuras de Blake y Mortimer no hacen uso del humor tan característico de Tintín.

Antes de comenzar la reseña, quiero dejar claro que no soy expero en el mundo del comic, ni mucho menos. Desconozco los estilos y los grandes autores y obras de este mundillo, así que lee este post teniendo en cuenta que es la opinión de un novato reencontrandose con el comic tras muchos años.

El testamento de William S. es el primer título que leo de esta colección, pero ya os adelanto que no será el último.

La historia trata de la búsqueda sobre la verdadera identidad de William Shakespeare, así como de su última obra perdida. Para no desvelar demasiado, no entraré en más detalles sobre el argumento. El principal protagonista es el profesor Mortimer que es quien llevará el peso de la investigación junto a una joven acompañante femenina. Juntos recorrerán varias ciudades siguiendo pistas y tratando de superar a sus rivales. Y es que no son los únicos buscando la solución al enigma.

El comic tiene 65 páginas, así que no esperes una historia especialmente compleja ni acertijos complicados. No estamos ante una obra compleja. Tanto el dibujo como la historia y personajes son sencillos. Tengo entendido que precisamente este título tiene un argumento más lineal y con menos sorpresas que otros de la colección.

Pese a ello el tono del comic me ha encantado, con ese toque de aventura ingénua de algunos autores europeos del siglo pasado. Aquí reconozco que el efecto nostalgia tiene mucho que ver con que lo haya disfrutado tanto. Y es que me traslada a esa sensación de aventura y descubrimiento cuando topé con las obras de Hergé en mi juventud, y eso pesa mucho a favor de que lo haya pasado tan bien leyendo esta obra.

Estoy deseando continuar leyendo otras aventuras de la colección. Norma Editorial tiene la colección a la venta. Quería comenzar a leer la colección en orden, pero me parece que la segunda parte de la primera aventura (El misterio de la gran pirámide) está descatalogado, así que ya iré viendo en qué orden leerlos.

Espero poder ponerme con ello en breve y traeros más reseñas sobre esta colección.

Stephen De Winter

Artículo escrito por:
Stephen, apasionado del mundo ebook y creador de Librista.es .
Twitter    Google +