¿Es seguro leer nuestro ereader en un avión?

Carlos,

Leer ebook avión

Los dispositivos móviles están a la orden del día y es raro no contar con un smartphone, tablet o un lector de libros electrónicos para nuestro desempeño profesional o para usos personales. A la hora de viajar son dispositivos casi imprescindibles para muchas personas y hay medios de transporte como el avión en los que su uso está ciertamente controlado dado que normalmente la tripulación, además de los carteles, nos indican que debemos poner nuestro dispositivo en “modo avión”.

Los dispositivos deben estar apagados tanto en el momento del despegue como en el del aterrizaje. Esto no ocurre únicamente con los teléfonos o los tablets sino que también los ebooks se ven afectados por esta normativa que imponen prácticamente todas las aerolíneas existentes.

El uso de estos dispositivos está permitido cuando el avión se encuentra a unos 10.000 pies de altitud, aunque esto podría cambiar en breve dado que según un comité seleccionado desde la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos han hecho un profundo estudio para permitir la flexibilización de esta regulación y de esta forma permitir que algunos dispositivos puedan estar encendidos durante el despegue y aterrizaje a pesar de que muchos cuentan con el citado “modo avión”.

Además de videoconsolas portátiles y MP3, los libros electrónicos estarán en ese grupo de los que pueden estar activos en cualquier momento del viaje porque las señales electromagnéticas no son tan intensas como pueden ser en los teléfonos móviles y los ordenadores portátiles.

Actualmente hay dos grupos de dispositivos electrónicos móviles en función de la intensidad de la señal: los que no emiten señales electromagnéticas intencionadamente, como cámaras, reproductores de vídeo y audio, videoconsolas y ereaders; y los que sí emiten señales de alta intensidad como ordenadores portátiles, teléfonos móviles e incluso los teléfonos por satélite.

Dominic Fouda, representante de la Agencia Europea de Seguridad Aérea, declaró que

Estos dispositivos tienen el potencial de interferir con los sistemas electrónicos del avión, los cuales pasan por el control del motor, el equipo de navegación y el piloto automático, solo por decir algunos. La interferencia podría afectar el funcionamiento de estos dispositivos, proporcionando información incorrecta y dificultando la comunicación de los pilotos. Esto también podría aumentar el número de actividades que realiza la tripulación.

Finalmente parece que podremos leer tranquilamente nuestro ebook o cualquier publicación en nuestro dispositivo sin que nadie tenga que recordarnos que debemos apagarlo, aunque tampoco pasa nada por esperar un poco para poder leer con total comodidad, ¿no creéis?