The Global eBook Market: Mal momento para las editoriales españolas

Carlos,

The Global Ebook Market

Según los datos del último informe de The Global eBook Market, estudio llevado a cabo por el periodista y consultor alemán Ruediger Wischenbart y con la colaboración de diferentes observatorios culturales de varios países, se revela que la expansión en la venta de libros electrónicos se ha visto ralentizada seriamente con la subida del IVA al 21%.

A muchas empresas y trabajadores del gremio les preocupa profundamente esta situación, especialmente con el auge que están viviendo los lectores de libros electrónicos en nuestro país, con lo que podrían afrontar un trimestre final de 2013 con mejores expectativas que en cualquier otro momento. Como ejemplo, el informe destaca que las descargas de libros electrónicos generaron 12 millones de euros durante 2012, aproximadamente 10 millones más que en 2011 y durante el primer semestre del presente 2013 se ha experimentado un importante crecimiento de más de un 100%.

El comercio del libro electrónico significa el 3% del mercado editorial de nuestro país, cifra que a priori puede no parecer demasiado grande pero en comparación con otros países de Europa, la cifra es relativamente buena. En Francia están entre el 2 y el 3% (con IVA del 7% para toda clase de libros) y en Alemania están por el 5% aproximadamente, con un IVA del 7% para las publicaciones impresas y un 19% para las digitales.

En uno de los mercados más potentes a nivel europeo, Reino Unido, el comercio del libro electrónico ya llega al 12,9% del total de facturación de este sector, donde se han superado los 250 millones de libras de recaudación, cifra muy superior a la que recaudan países como Alemania, Francia o España.

Hay países en los que este mercado cuenta con una gran penetración como por ejemplo Estados Unidos, país que cuenta con un porcentaje bastante más alto que en Europa, donde el libro electrónico cuenta con un 20% del mercado editorial y donde en el segundo trimestre de 2013, el 29% de los ingresos que han recibido las editoriales norteamericanas han venido de las ventas de libros electrónicos, con un ascenso del 39% respecto al mismo periodo del año anterior. Los libros tradicionales han experimentado un importante bajón en detrimento de las publicaciones digitales, haciendo que la industria del libro creciese en torno a un 7% en 2012.

En este informe se habla de algunas de las características del mercado editorial español, el cual está bastante marcado por diferentes factores como son la rápida expansión del español en el mundo y los altibajos de las exportaciones a países latinoamericanos entre otros. El español tiene una buena posición en el mundo dado que es hablado por unos 650 millones de personas en todo el mundo y es uno de los principales idiomas de estudio.

La situación puede parecer un tanto caótica, con unos datos positivos y otros negativos, creando cierto clima de inestabilidad en cuanto a ventas dentro del entorno de crisis que estamos viviendo, donde se están publicando más títulos de los que verdaderamente se venden, lo que demuestra que la situación real es que el negocio está viviendo un momento de ralentización.

En este informe se destaca que el clima general del mercado como algunas de las políticas proteccionistas de algunos países de Latinoamérica muestran que estas dificultades por las que están pasando las editoriales españolas podría verse agravado en los próximos años.

Vía: Wischenbart